EL ALMA DE LA TIERRA

 
 

LA FAMILIA EL ORIGEN

TIERRA CALMA nace en San Martín de Valdeiglesias, fruto de la amistad entre nuestra familia, Aguilar Moreno, con Francis y Javier, propietarios de las bodegas Tritium, con un gran reconocimiento en el mundo de la enología y la viticultura tradicional. Fascinados por la belleza del paisaje de las estribaciones de la Sierra de Gredos, y sorprendidos por la singularidad del viñedo centenario, se empeñan en descubrir el perfil más noble y amable de la garnacha, con el fin de expresar en un exclusivo vino, todo el potencial de esta excepcional tierra.
 
 

VIÑEDOS LA TIERRA

Enclavada en un valle entre la Sierra de Madrid y la Sierra de Gredos, la localidad de San Martín de Valdeiglesias posee un microclima único. Se encuentra rodeada de roca granítica, predominando los pinares, jaras, enebros y una gran cantidad de plantas que aportan aromas florales a la uva. La composición granítica de esta zona forma una tierra excepcional para el cultivo de nuestras vides. Su grado de humedad e índice de acidez favorecen la producción de una garnacha única y diferente, lo que hace de esta botella de TIERRA CALMA, un vino elegante con gran personalidad, intensidad y carácter.
 
 

GREDOS EL ENTORNO

La Sierra de Gredos es una de las zonas vitícolas españolas más prometedoras y de mayor interés de España. La diversidad y la riqueza en los suelos y parajes caracteriza los vinos de esta comarca. Los suelos de granito aportan frescura y acidez a los vinos. En estos últimos años se ha producido un gran cambio y de cooperativas y bodegas industriales se ha pasado a vinos de autor también conocidos como “vignerons”.
 
 

GARNACHA LA UVA

Las uvas provienen de viñedos de más de 60 años, con rendimientos bajos, localizados en la Sierra de Gredos a 670 m de altitud, plantados en suelos de roca granítica. Sus racimos pequeños y sueltos aportan los perfiles característicos de la garnacha, incluyen sabores a frutas rojas como la frambuesa, y la fresa, con una nota sutil a pimienta blanca. La influencia de la tierra expresa su finura, elegancia y personalidad. Toda la cosecha es recolectada y seleccionada a mano, para elaborar unos vinos exclusivos y de producción muy limitada. Así con cariño, serenidad y tesón, obtenemos unos vinos con cuerpo, frescos, equilibrados, especiales, en los que la tierra y la variedad alcanzan su máxima expresión.
 
 

VITICULTURA EL CUIDADO

Una vuelta a los orígenes, a la agricultura tradicional, para trabajar en consonancia con la naturaleza mediante su observación y llegar así a la depuración máxima de lo que ofrece el terruño. Respetando los ritmos de la naturaleza que nos dicta el momento óptimo para realizar los trabajos en el campo, para crear una conexión íntima del viñedo con su entorno. Trabajamos apegados a la tierra de manera ecológica, en diálogo con ella, para comprender y transmitir la identidad y carácter de nuestros viñedos. Con una doble selección primero en el campo y posteriormente en la vendimia.
 
 

ROBLE FRANCÉS EL REPOSO

El roble francés es sinónimo de elegancia en los vinos, ideal para el reposo y maduración de TIERRA CALMA. El poro de su madera es muy fino y esto hace que ensamblen uvas sutiles, elegantes y con identidad propia. Los aromas más característicos que el roble francés transmite al vino son, miel, vainilla y especias entre otros.
 
 

SABOR LA CATA

TIERRA CALMA, de color rojo cereza, con ribete granate. Fino en nariz, limpio y con intensidad en boca, muestra aromas de frutas rojas bien maduras. Acompañado de notas florales y hierbas aromáticas con sensaciones minerales. Buen equilibrio de fruta, acidez y frescura. Amable y sedoso con gran amplitud en boca.
 

EL VINO EL RESULTADO

EL ALMA DE LA TIERRA

LA FAMILIA EL ORIGEN

TIERRA CALMA nace en San Martín de Valdeiglesias, fruto de la amistad entre nuestra familia, Aguilar Moreno, con Francis y Javier, propietarios de las bodegas Tritium, con un gran reconocimiento en el mundo de la enología y la viticultura tradicional. Fascinados por la belleza del paisaje de las estribaciones de la Sierra de Gredos, y sorprendidos por la singularidad del viñedo centenario, se empeñan en descubrir el perfil más noble y amable de la garnacha, con el fin de expresar en un exclusivo vino, todo el potencial de esta excepcional tierra.

VIÑEDOS LA TIERRA

Enclavada en un valle entre la Sierra de Madrid y la Sierra de Gredos, la localidad de San Martín de Valdeiglesias posee un microclima único. Se encuentra rodeada de roca granítica, predominando los pinares, jaras, enebros y una gran cantidad de plantas que aportan aromas florales a la uva. La composición granítica de esta zona forma una tierra excepcional para el cultivo de nuestras vides. Su grado de humedad e índice de acidez favorecen la producción de una garnacha única y diferente, lo que hace de esta botella de TIERRA CALMA, un vino elegante con gran personalidad, intensidad y carácter.

GREDOS EL ENTORNO

La Sierra de Gredos es una de las zonas vitícolas españolas más prometedoras y de mayor interés de España. La diversidad y la riqueza en los suelos y parajes caracteriza los vinos de esta comarca. Los suelos de granito aportan frescura y acidez a los vinos. En estos últimos años se ha producido un gran cambio y de cooperativas y bodegas industriales se ha pasado a vinos de autor también conocidos como “vignerons”.

GARNACHA LA UVA

Las uvas provienen de viñedos de más de 60 años, con rendimientos bajos, localizados en la Sierra de Gredos a 670 m de altitud, plantados en suelos de roca granítica. Sus racimos pequeños y sueltos aportan los perfiles característicos de la garnacha, incluyen sabores a frutas rojas como la frambuesa, y la fresa, con una nota sutil a pimienta blanca. La influencia de la tierra expresa su finura, elegancia y personalidad. Toda la cosecha es recolectada y seleccionada a mano, para elaborar unos vinos exclusivos y de producción muy limitada. Así con cariño, serenidad y tesón, obtenemos unos vinos con cuerpo, frescos, equilibrados, especiales, en los que la tierra y la variedad alcanzan su máxima expresión.

VITICULTURA EL CUIDADO

Una vuelta a los orígenes, a la agricultura tradicional, para trabajar en consonancia con la naturaleza mediante su observación y llegar así a la depuración máxima de lo que ofrece el terruño. Respetando los ritmos de la naturaleza que nos dicta el momento óptimo para realizar los trabajos en el campo, para crear una conexión íntima del viñedo con su entorno. Trabajamos apegados a la tierra de manera ecológica, en diálogo con ella, para comprender y transmitir la identidad y carácter de nuestros viñedos. Con una doble selección primero en el campo y posteriormente en la vendimia.

ROBLE FRANCÉS EL REPOSO

El roble francés es sinónimo de elegancia en los vinos, ideal para el reposo y maduración de TIERRA CALMA. El poro de su madera es muy fino y esto hace que ensamblen uvas sutiles, elegantes y con identidad propia. Los aromas más característicos que el roble francés transmite al vino son, miel, vainilla y especias entre otros.

SABOR LA CATA

TIERRA CALMA, de color rojo cereza, con ribete granate. Fino en nariz, limpio y con intensidad en boca, muestra aromas de frutas rojas bien maduras. Acompañado de notas florales y hierbas aromáticas con sensaciones minerales. Buen equilibrio de fruta, acidez y frescura. Amable y sedoso con gran amplitud en boca.

EL VINO EL RESULTADO

El vino TIERRA CALMA 2015, proviene de viñedos de más de 60 años, situados en las estribaciones de la Sierra de Gredos, en la localidad de San Martín de Valdeiglesias, Madrid. La uva procede de parcela en ladera orientación norte cultivada en suelos graníticos a 670 metros de altitud, transmitiendo al vino una nura y personalidad inconfundible.
   TINTO CRIANZA GARNACHA 100%
   DO. Madrid
   9 MESES EN BARRICA DE ROBLE FRANCÉS
TEMPERATURA DE SERVICIO 15 ºC 15.5% vol.
BOTELLA BORGOÑESA PREMIUM 750 ML
 COLOR ROJO CEREZA CON RIBETE GRANATE. FINO EN NARIZ, LIMPIO Y CON INTENSIDAD EN BOCA, MUESTRA AROMAS DE FRUTA ROJA BIEN MADURA, ACOMPAÑADO DE AROMAS FLORALES Y HIERBAS AROMÁTICAS, CON SENSACIONES MINERALES. BUEN EQUILIBRIO DE FRUTA, ACIDEZ Y FRESCURA. AMABLE Y SEDOSO CON GRAN AMPLITUD EN BOCA. IDEAL PARA ACOMPAÑAR CON EMBUTIDOS, QUESOS, CARNES, ASADOS.

VIÑEDOS TIERRA CALMA

elena.moreno@tierracalma.es




Acepto la política de privacidad.