Las uvas provienen de viñedos de más de 60 años, con rendimientos bajos, localizados en la Sierra de Gredos a 670 m de altitud, plantados en suelos de roca granítica. Sus racimos pequeños y sueltos aportan los perfiles característicos de la garnacha, incluyen sabores a frutas rojas como la frambuesa, y la fresa, con una nota sutil a pimienta blanca. La influencia de la tierra expresa su finura, elegancia y personalidad. Toda la cosecha es recolectada y seleccionada a mano, para elaborar unos vinos exclusivos y de producción muy limitada. Así con cariño, serenidad y tesón, obtenemos unos vinos con cuerpo, frescos, equilibrados, especiales, en los que la tierra y la variedad alcanzan su máxima expresión.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.
Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar